DEDUCCIONES FISCALES

Consiste en un servicio de asesoramiento mediante el cual ayudamos a las empresas a gestionar las deducciones fiscales por proyectos de I+D e innovación Tecnológica para fomentar la I+D+i empresarial. Ayudando en concreto a:

  • Identificar los proyectos susceptibles.
  • Preparar la documentación cumpliendo con los requisitos de cada instrumento de apoyo.
  • Solicitar el informe de certificación o informa motivado.
  • Realizar posibles alegaciones frente al organismo correspondiente.

BONIFICACIONES POR PERSONAL INVESTIGADOR

Se trata de un incentivo no tributario, ligado a la contratación y al mantenimiento del empleo con dedicación exclusiva a actividades de I+D+i. Sus destinatarios son los sujetos pasivos del impuesto de sociedades.

  • Tienen unos efectos económicos equiparables a los de la subvención, pero no tributan.
  • La aplicación es libre (todo tipo de áreas de conocimiento y volúmenes de gasto), y general (para todas las empresas, sea cual fuere su CNAE o tamaño).
  • Las deducciones no están sometidas a concurrencia competitiva con un presupuesto predefinido; las genera cada empresa, cuando realizan actividades de I+D y/o iT, de acuerdo con las definiciones establecidas en la Ley del Impuesto de Sociedades.
  • La generación de la deducción fiscal es proporcional a las actividades de I+D+i desarrolladas, y se aplica en la liquidación anual del impuesto de sociedades, hasta cierto límite de cuota. No obstante, la deducción generada pero no aplicada puede aplicarse en ejercicios posteriores, e incluso existe un supuesto de adelanto monetario de la deducción pendiente de aplicar.

Ventajas

  1. Se establece una bonificación del 40% en las aportaciones empresariales a las cuotas de la Seguridad Social para el personal investigador.
  2. Se establece una plena compatibilidad de esta bonificación con las deducciones fiscales por I+D+i en el caso de “pymes innovadoras”.

PATENT BOX

Patent Box es un régimen fiscal que permite reducir la base imponible del Impuesto sobre Sociedades en un 60% del importe de las rentas que proceden de la cesión y/o transmisión de activos intangibles, premiando así la innovación, fomentando la creación y explotación de patentes y nuevos diseños.

  • Se introdujo en España en 2007 para generar crecimiento económico mediante la creación y puesta en valor de intangibles.
  • Ayuda a la internacionalización, ya que aconseja establecer en España las sociedades titulares de estos activos.
  • En cuanto a los requisitos para su aplicación, será suficiente que la entidad cedente haya creado los activos objeto de cesión, al menos, en un 25% de su coste (antes el 100%).
  • Es posible la aplicación del incentivo si el cesionario reside en un país o territorio de nula tributación o considerado paraíso fiscal, siempre que esté situado en un Estado miembro de la Unión Europea y se acredite que la operativa responde a motivos económicos válidos.